Planeta Zoo -Año 6 Número 24  Diciembre, 2012

Editorial

Anhelado traslado, una realidad

En contravía de la actitud reflexiva que genera esta época navideña en algunos, me gustaría hablar de lo que viene para el Zoo en el 2012, no de lo que fue. Tengo la certeza de que muchos barranquilleros, nativos y adoptados, están orgullosos de su Zoológico. Me atrevería a decir que, además de ser un ícono regional, al ser el único en el Caribe colombiano, somos un orgullo nacional. También sé que todos esperan mucho de nosotros: nuevos animales, instalaciones más grandes y servicios al alcance de todos.

Me complace decirles que el Zoo ha iniciado un ambicioso proceso para mejorar sus estándares y ponerse a la par de los zoológicos acreditados en el mundo. Por eso, nuestro equipo ha construido un plan de trabajo a cinco años, a partir del 2012, que incluye el proceso de reubicación de nuestro parque. Si bien es cierto que no vamos a mudarnos en el inmediato plazo, estamos trabajando en los preliminares.

Creo que casi todos nosotros hemos escuchado más de una vez que el Zoo se muda, pero les cuento que no es tarea fácil construir un hogar adecuado para 500 animales y que, además, cumpla con sus finalidades de recreación, educación, investigación y conservación para nuestros 300.000 visitantes anuales y otros grupos de interés. Aquellos que hemos estado remando en este barco desde que se creó la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla en 1993, hemos trabajado arduamente para ofrecerles a los barranquilleros un auténtico lugar de conexión con la naturaleza, pero también hemos dedicado parte de nuestros esfuerzos a hacer del tan anhelado traslado, una realidad. Esta labor nos ha servido para trazar la hoja de ruta de un proyecto que culminará con un zoológico de clase mundial.

Mientras tanto, seguimos en esta maravillosa manzana de dos hectáreas, repleta de exuberante vegetación, cada vez haciendo mejor lo que sabemos hacer, cada vez aprendiendo más y reinventándonos, para ofrecerles nuevas emociones, con el fin de que sigan visitándonos y regresando. Recuerden que sólo ustedes hacen el Zoo posible, nuestro público. Sin su apoyo, no hubiéramos podido evolucionar, y sin su contribución, muy seguramente no podremos seguir adelante. Su boleta es nuestro presente y nuestro futuro.

¡Felices fiestas!

 

 

FARAH AJAMI PERALTA

    Directora Ejecutiva 



Primer comentario sobre el artículo